sábado, 23 de agosto de 2008

Ñoquis de ricotta y requesón

Version française : Gnocchis de ricotta

Los ñoquis (del italiano gnocchi, plural de gnocco, ‘bollo’ y también ‘grumo’ o ‘pelotilla’) están dentro de la categoría de las pastas y se elaboran con patata y sémola de trigo, harinas (pueden ser de maíz, castaña, etcétera) o queso de ricota (con o sin espinacas). Una variedad muy conocida en las regiones de Friuli y Trentino-Alto Adigio y denominada gnocchi di pane se hace con pan rallado.


Ñoquis de ricotta y requesón


Ya hemos elaborado ñoquis de patatas, hoy preparamos ñoquis de ricotta. El equivalente a la ricotta en España es el queso requesón. Son exactamente iguales, en sabor y en textura.


Aunque los ñoquis son un plato de origen italiano forman parte de la tradiciión culinaria de varios países.

Entre ellos, de la Argentina, donde cada 29 de mes las familias preparan este plato.
Esta tradición nace de una leyenda que se remonta al siglo VIII. Vivía entonces en Nicosia (Asia Mayor) un joven médico llamado Pantaleón, quien, tras convertirse al cristianismo, peregrinó por el norte de Italia. Allí practicó milagrosas curaciones por las que fue canonizado. Cierta ocasión en que pidió pan a unos campesinos vénetos, éstos lo invitaron a compartir su pobre mesa. Agradecido, les anunció un año de pesca y cosechas excelentes. La profecía se cumplió y otros muchos milagros. San Pantaleón fue consagrado -a la par de San Marcos- patrono de Venecia. Aquel episodio ocurrió un 29, por tal razón se recuerda ese día con una comida sencilla representada por los ñoquis. El ritual que lo acompaña de poner dinero bajo el plato simboliza el deseo de nuevas dádivas. Es costumbre dejar un billete debajo del plato para (por un pensamiento de "magia contagiosa") poder atraer de esta forma suerte y prosperidad al comensal.

Ingredientes:


Para 4 personas

500 gramos de Ricotta (yo he utilizado 250 g de ricotta y 250 g de queso requesón. Pueden hacerse también solamente con requesón)
200 g de harina de media fuerza
1 atado de ciboulette
Tomillo fresco (o seco)
Sal y Pimienta
Nuez moscada






Preparación:

Coloque la ricotta en un bowl y luego agréguele algunas hierbas aromáticas (tomillo, por ejemplo), la nuez moscada, así como sal y pimienta. A continuación incorpore la mitad de la harina (100 g) y comience a armar la masa (la idea es que la ricotta se vaya secando al ir agregándole la harina). Agregue el resto de la harina y forme un bollo.

Amase bien sobre la mesa de trabajo y forme pequeños rollos alargados. Ponga una cacerola con agua al fuego con abundante sal y una vez que hierva eche una pequeña bolita de masa. Si ésta no se deshace quiere decir que ya puede empezar a formar los ñoquis.

Antes de cortar los rollitos de masa debe pasarlos por un poco de harina, de modo que la masa no esté pegajosa.

Junte de a tres rollitos y empiece a cortar los ñoquis (corte los rollitos en pedacitos) y páselos por la ñoquera. Antes de ponerlos a cocer, vaya sellando los costados de los ñoquis con harina.



Echar los ñoquis en la olla con agua hirviendo. Cuando el hervor vuelve, deje cocinar los ñoquis a fuego medio. Una vez que las pastas suban o queden flotando quiere decir que ya están listas...

Cuando los ñoquis ya estén cocidos, páselos por el colador y viértalos enseguida en la cacerola junto con la salsa elegida. Estos ñoquis quedan muy ricos con una salsa de tomates y ajo, una salsa de tomates natural y express e incluso con una salsa rosada.
Mezcle suavemente y sirva acompañados de queso parmesano o pecorino rallado. Quedan riquísmos, sobre todo muy suaves.



Enlace:
Otras recetas de ñoquis (ñoquis de papas, malfatti de ricota y espinaca,´ñoquis de calabaza...)



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada