viernes, 12 de septiembre de 2008

Tiramisú (versión simple, rápida y rica)

Version française : Tiramisu (version simple, vite faite et très bonne)


El tiramisú es un postre frío de origen italiano que se monta en capas. No existe una receta única de elaboración, sino variantes a partir de una serie de ingredientes de base que pueden ser representados por distintos productos.

La expresión "te tira su", en lengua veneta, y también en la lengua italiana, podría ser el equivalente en español del "tentempié", pero no tanto a la manera de un aperitivo…
La Toscana y el Venetto, ambas regiones italianas, reclaman la paternidad de esta inimitable delicia. Pero, tal como se explica en
tiramisune establecer quién tiene la razón se hace complicado cuando la historia raya la leyenda y el gran tiempo transcurrido limita toda posibilidad de una comprobación objetiva. Algunos afirman que este delicioso postre fue creado en Siena, en la Toscana, y que pronto se trasladó a Florencia llegando a convertirse en el postre favorito de los intelectuales ingleses que allí vivían. Otra versión más acreditada de la historia del tiramisú coloca su nacimiento hacia finales del siglo XVII.


Tiramisú (versión simple, rápida y rica)
Es muy curioso pero no está escrito en ninguna parte que llevara el carísimo y casi imprescindible queso Mascarpone.
La versión de tiramisú con queso Mascarpone, la que se conoce en todo el mundo se difunde ampliamente entre los años 70 y 80 del siglo XX. A nosotros nos gusta la versión más simple, la más gustosa de tiramisú... Esta versión es conocida no sólo en Europa, sino también en toda parte del mundo, especialmente en Argentina.



Sobre el queso Mascarpone…

Se trata de un queso de origen lombardo. Los verdes pastos de las regiones prealpinas de Lombardía alimentan el ganado vacuno del que se obtiene este queso. En España lo puedes conseguir en los grandes supermercados (Mercadona, Corte Inglés, Carrefour, etc.) y en los ultramarinos o incluso en algunos puestos de ventas de chacinas y quesos de los mercados locales.

Queso cremoso, de color blanquísimo y de sabor delicado. Es requisito indispensable para su consumición que sea muy fresco. Es un queso que en Italia se produce y consume casi exclusivamente en la estación fría, porque se vuelve rancio con gran facilidad. El auténtico queso Mascarpone italiano como la buena mozzarella suele elaborarse con leche de búfala. Su sabor es dulce y un poco ácido que recuerda a la mantequilla.
Este queso se obtiene de la crema de leche por adición de ácido tartárico bajo la acción del calor en baño de maría, luego es colado el suero y después 24 horas nuevamente colado por una tela bajo refrigeración para compactarlo más. Pese a que no es un queso curado, su porcentaje de grasa es bastante alto, por lo que tanto solo, como en los postres que se elaborén con él, está asegurado un alto nivel calórico...



Ingredientes para 8 personas:

- 200 g de bizcochos de soletilla (vainillas en Argentina) si consigues las que hacen en las panaderías - porque estás en Argentina o en Francia - mejor aún
- 3 huevos grandes (4 si son pequeños) fresquísimos
- 500 g de queso Mascarpone (cada tarrina o pote tiene 250g)
- 300 ml de café frío cargado y amargo
- ¼ vaso de licor de Amaretto, Marsala, coñac, o licor de café
- Ralladura de una lima (especie de limoncitos pequeños de color verde. En LIDL siempre se encuentran). Si no la consigues puedes reemplazarla por la ralladura de medio limón
- 1 pizca de sal
- 200g de azúcar
- 4 o 5 cucharadas de cacao amargo para espolvorear el postre





Preparación:


En un bowl batir a punto nieve firme las claras con una pizca de sal. En otro bol batir las yemas con el azúcar a punto crema casi blanca. Agregar a esta mezcla el queso y la ralladura de lima. Incorporar de a poco y suavemente las claras batidas con una espátula para que la preparación no pierda consistencia. Reservar en la nevera hasta su utilización.

En una fuente rectangular (a veces yo uso un molde de papel alumnio descartable de tamaño grande) o en un molde redondo para tartas desmontable, disponer una capa de vainilla bañada con el café mezclado con el licor. Cubrir con una capa del relleno, otra de vainilla mojada en café, una más de relleno.
Enfriar en heladera durante al menos 12 horas (si resistes la tentación de probarlo antes…). Justo antes de servir espolvorear el postre con cacao amargo. ¡¡Qué rico!! Este postre no debe conservarse más de 4 días porque contiene huevos crudos. De todas formas es tan rico que se termina antes...


Tiramisú (versión simple, rápida y rica)


3 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola, gracias por compartir esta receta...es FANTÁSTICA....saludos desde Mazatlán...:)))

artsynova dijo...

Esta receta es increíble!! Gracias mil!

Por favor, aclará cuando digas manteca, por que en Mexico la manteca es lo que en Argentina le llamamos grasa de pella.

Myri de Quilmes dijo...

Hola,

me alegro que te guste. En general siempre escribo manteca o mantequilla, verás que en muchas de mis recetas lo he aclarado. Tal vez se me ha olvidado en alguna pero los lectores me escriben y todo bien porque les hago la aclaración.
Saludos,

Publicar un comentario en la entrada