jueves, 9 de octubre de 2008

Sopa de cebolla gratinada

Las sopas de cebolla son muy populares en Europa. La versión moderna que he realizado es originaria de Francia y data del siglo XVII. Existe una leyenda según la cual habría sido inventada por Luis XV. Una noche tarde mientras el rey se encontraba en su casa de campo descubre que sólo contaba con cebollas, mantequilla y champagne…Es entonces que hierve los ingredientes y obtiene una sopa de cebollas.
Esta sopa es perfecta para una noche de frío…


Sopa de cebollas gratinada


Para 4 personas


Ingredientes:

400g de cebollas
1 litro y medio de caldo de carne
25g de mantequilla
1 cucharada de harina
3 cucharadas soperas de Porto tinto (si no tienes puedes reemplazarlo por vino blanco seco o cerveza)
Laurel, rama de tomillo para perfumar
Sal y pimienta negra
4 o 5 rodajas de pan tipo barra o pan de miga ligeramente tostadas
100g de queso gruyère (o emmental) rallado





Preparación:


Pelar y cortar las cebollas en láminas finas. Calentar la mantequilla en una cacerola y agregar la cebolla, cocinarla hasta que quede transparante y apenas dorada. Incorporar la harina y cocinar mezclando durante 1 minuto. Agregar el caldo y el Porto, las hierbas, sal y pimienta. Bajar el fuego a mínimo y dejar cocinar con la olla semi cubierta 20 minutos.
Precalentar el horno en grill (250-270).
Mientras tanto, tostar las rodajas de pan (en la tostadora o en el horno en posición grill).
Preparar una sopera resistente al calor o bowls individuales y colocar las rodajas de pan. Agregar la sopa encima y espolvorear toda la superficie con el queso rallado.
Llevar al horno y gratinar entre 5 y 8 minutos, según se prefiera mas o menos gratinada.
Servir y degustar. Queda riquísima!


Sopa de cebolla gratinada

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada