miércoles, 5 de noviembre de 2008

Puerros gratinados con jamón y queso

Depués del potage de puerros y patatas les presento otra receta a base de puerro. Este plato clásico es ideal para una cena de otoño. Los puerros son muy sabrosos de por sí pero de esta forma quedan muy ricos. El otoño e invierno son las estaciones más adecuadas para realizar preparaciones con puerros pues son más gruesos y tienen un sabor más pronunciado que en primavera y verano.


Puerros gratinados con jamón y queso

Para 2 personas

Ingredientes:

4 puerros grandes limpios sin la parte verde
50g de queso emmental rallado
8 lonchas finas de jamón york o jamón cocido
Salsa blanca o béchamel siguiendo esta receta





Preparación

Cocinar los puerros lavados en agua hirviendo durante unos 15-20 minutos. El tiempo de cocción depende del tamaño de los puerros pero deben quedar tiernos, justo antes de que comiencen a soltarse las hojas…
Escurrirlos bien y colocarlos sobre papel absorvente para terminar de eliminar el exceso de agua.
Preparar la salsa siguiendo esta receta y reservarla. Enrollar cada puerro en 2 lonchas de jamón y reservarlos. Colocar una capa fina de salsa béchamel en un plato rectangular largo, acomodar los puerros y cubrirlos de salsa blanca. Por último espolvorear con el queso rallado. Cocinar en horno precalentado a 200-250 grados durante 15 minutos, hasta que se gratine la superficie. Servir bien calientes.



2 comentarios:

Ana dijo...

Que buenos tienen que estar estos puerros con este jamón de york y el queso. Un beso de Ana.

Anónimo dijo...

Qué buena idea, la voy a poner hoy en práctica

Publicar un comentario en la entrada